¡Te mereces un premio, de galleta!

//¡Te mereces un premio, de galleta!

¡Te mereces un premio, de galleta!

Las fiestas navideñas son siempre una locura, quieres hacer tantas cosas en tan poco tiempo y tienes tantos compromisos a los que asistir que es muy dificil centrarte en una tarea, lo mejor: tomártelo con mucha calma, en inglés “Take calm and Bake cookies”: Tómatelo con calma y hornea galletas. Esta galletas, siguiendo con los sabores navideños, son una variación de la receta galletas de jengibre que siempre suelo hacer.

En mi familia hay una tradición que se remonta a tiempos inmemoriales, inmemoriales porque he intentado calcular los años que llevamos haciendolo y no he conseguido acordarme. Esta tradición no es nada peculiar, de hecho es algo muy normal en navidades, celebramos un amigo invisible.

Pues bien, este año con nuestros regalos del amigo invisible hemos celebrado los Primeros Premios Anuales del Amigo Invisible y el premio, como no, ha sido una placa conmemorativa, por supuesto hecha de galleta.

El primer premio: Galleta al regalo más original.

IMG_2450

El segundo premio: Galleta a quién se pasó del presupuesto.
IMG_2445

Y el tercer premio o de consolación: Galleta “lo has intentado”.

IMG_2446

Las galletas volaron, sobre todo los más pequeños no pudieron esperar para repartirselas y comerselas.

La receta de estas galletas de jengibre es de la “La receta de la felicidad”, variación de la receta que siempre preparo de galleta de jengibre. La diferencia de estas galletas está en que llevan clavo y nuez moscada además de usar azúcar blanquilla, yo normalmente para las galletas de jengibre uso azúcar morena y sólo jengibre y canela. Tienen un sabor un poco más fuerte, pero ya sabéis, sobre gusto no hay nada escrito.

 

2016-12-06T10:57:34+00:00

Leave A Comment