La primavera es la época de las fresas, las compras y directamente te llenan el frigorífico de ese olor tan fresco y tan característico… ¡me encanta!.

Lo mejor es poder aprovechar el mejor momento de un fruto y conservarlo para el resto del año. Esto es algo que antes se hacía con frecuencia, antes la gente sabía que para tener productos de calidad todo el año había que conservarlo en su mejor momento. En mi casa lo recuerdo sobre todo con los tomates, hacíamos una conserva de tomate al final del verano y ya teníamos tomate para los guisos de todo el año, y además ese sabor no lo cambias por el de las latas que se venden ahora.

Siguiendo con esta filosofía, y es que no se pueden perder las buenas cosas, este año he preparado mermelada de fresas.

La receta:

Mermelada de fresas

  • 1 kg de fresas.
  • 600 gr de azúcar.
  • Zumo de medio limón.

Yo aproveché para hacer más cantidad, pero esta es la relación en proporción. Podéis ver la receta original en la página del El aderezo.

Se ponen a macerar en una olla las fresas con el azúcar y el zumo de limón al menos un par de horas. Pasado ese tiempo ponemos la olla a fuego medio y cocinamos hasta que conseguimos la consistencia de la mermelada que nos gusta. En este caso fueron unos 45 minutos.

Para una caja de fresas de 2,5 kg, una vez limpias salen unos 4 botes de unos 200gr – 250gr, que puedes conservar al vacío y así comer mermelada casera durante todo un año.

Y ahora una tarta que podemos hacer con esta confitura de fresas. Tarta de queso al estilo New York Cheese Cake.

Esta tarta de queso es un remix de varias recetas, entre otras la receta de Jamie Olivier y la tarta de queso de La receta de la Felicidad.

Tarta de Queso al estilo New York

  • Mermelada de fresas casera.
  • 250gr queso crema (tipo philadelphia).
  • 1 huevo.
  • 1/2 yogur.
  • 80gr de azúcar
  • 1 cucharada sopera de harina.
  • 1/2 cucharada sopera de maicena
  • Zumo de medio limón.
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • 60gr de mantequilla.
  • 6-8 galletas tipo digestive

Primero preparamos un molde con papel de horno. Para estas cantidades sale una tartita de unos 15cm.

 

El primer paso es derretir la mantequilla  y unirla a las galletas hechas migas. Con esta mezcla hacemos el fondo de la tarta y mientras preparamos la mezcla de queso la dejamos reposando en el congelador.
Encendemos el horno a unos 180º. Batimos, a mano, el queso crema, para esta receta no hace falta utilizar ningún robot de cocina. Cuando lo tengamos un poco trabajado le añadimos el azúcar. A continuación seguimos con el huevo y el yogur, y después el zumo de limón y la vainilla. Por último tamizamos las harinas y las incorporamos. No hay que batir mucho ya que no interesa que la mezcla coja mucho aire. Horneamos unos 40′ o hasta que empiece a dorarse la superficie y al pinchar el centro de la tarta con una brocheta esta salga limpia.

Para decorar utilizamos la mermelada casera de fresas que hemos preparado y si se quiere algunas fresas enteras.

Para terminar una reflexión  que hago después de haber leído por ahí más de una receta de blogs como este, ¿es necesario utilizar tanto ingrediente raro y prefabricado para tener una buena tarta?, Galletissima hace respostería casera, y con casera quiero decir que los ingredientes deben ser lo más naturales posibles, está claro que habrá cosas que no serán todo lo naturales que se quiera (si hacemos decoraciones con fondant o pasta de goma por ejemplo) pero siempre procuraré que se encuentren en una parte que sea prescindible de comer. Para hacer una tarta de queso no hace falta comprar ningún tipo de mix prefabricado, en casa tenemos todo lo necesario para que sea una receta sana y natural.